Durante nuestra trayectoria como empresa consultora hemos podido identificar falencias muy comunes en las PYMES  no tienen un buen manejo del área financiera y contable, esto se evidencia en casos muy específicos y puede que algunos de los administradores casi siempre, los mismo dueño no le ven el riesgo a esto. No tienen claridad en cuáles son sus ingresos, sus costos y gastos. 

 

Mantener una buena salud financiera de tu empresa por más pequeña que sea es demasiado importante, ya que es uno de los pilares más importantes para poder sobrevivir en el tiempo. La mayoría de empresas pequeñas y medianas, no tienen una política de gastos clara. Tener una política de gastos clara no solo incluye tener claro el presupuesto, es también una buena gestión del dinero, formalizar límites que debe seguir toda la empresa incluyendo a  los socios, estas políticas se dan para aclarar dudas que se den sobre los pagos, consumos, y reembolsos entre otras. Las normas claras ayudarán a que estas empresas tengan una ventaja competitiva y poder crecer, Finalmente  para que esto se vuelva parte de la empresa todos los empleados deben estar al tanto de estas políticas de gastos y cumplirlas. 

 

Otros de los errores que hemos podido evidenciar es que cometen estas empresas son que incurre mucho en gastos o costos  no planificados, sabemos que pueden haber cosas que se nos salga de las manos, pero es necesario intentar planificar todo para poder tomar buenas decisiones y poder asociar los costos beneficios a la hora de decidir. 

 

Otro aspecto  que hemos identificado durante nuestra experiencia realizando consultorías  es que la  mayoría de empresas Pymes son manejadas por los mismos dueños, cuando la administración se da por los dueños, muchas veces pasa que no se estipulan un sueldo o un sueldo que no concuerda con los gastos personales que puedan tener a lo que finalmente lleva a  mezclar las finanzas personales con la finanzas de la empresa. Esto no permite identificar cuales son los gastos reales de la operación de la empresa  y finalmente podemos estar incurriendo en gastos no deducibles a la renta generando una alteración en los estados financieros de la empresa. Es demasiado importante aplicar el principio de independencia contable,  para poder tener un crecimiento constante en nuestras empresas. Pero  bueno ahora muy importante saber en la contabilidad se le llama gasto no deducible a la renta son esos gastos que no están relacionado directamente con la actividad económica del negocio, en cada país puede que haya diferente estipulación de los gastos no deducible a la renta, para Colombia hay unos estipulados que son: Los gastos personales y sustento familiar, las multas, las donaciones, los gastos que no cumplan con el reglamento de comprobante de pago entre otros. Esta aclaración de los gastos no deducibles se da por que las empresas pagan impuesto  sobre  las utilidades y ganancias. Y si dado el caso los socios necesitan un dinero extra pueden realizar un préstamo del 5% de los ingresos, no puede ser más de eso. 

 

Tampoco muchas de las pequeñas empresas cuentan con una reserva económica  que les permita mantener el control de algún imprevisto, como por ejemplo la pandemia fue algo que ninguna empresa tenía planeado, fue una situación  que se nos salió de las manos mundialmente.  En Colombia fueron muchas las microempresas que tuvieron que cerrar porque no estaban preparados para asumir todos los retos que tenía, y uno de los retos probablemente el más común fue que no contaba con reservas o flujo de dinero que pudiera mantenerlos mientras pasaba ese momento de incertidumbre.  

 

Bibliografía

 Baptiste González, M., 2020. Los requisitos generales para la deducibilidad de gastos en el impuesto sobre la renta: causalidad, necesidad y proporcionalidad. [online] Revistas.uexternado.edu.co. Available at: <https://revistas.uexternado.edu.co/index.php/fiscal/article/view/6455/9235> [Accessed 5 July 2022].

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.