Windows o programas de procesamiento lentos? ya no mas!

Porgestor

Windows o programas de procesamiento lentos? ya no mas!

Durante muchos años se ha venido hablando del mundo de los grandes datos, por ejemplo en la revolución en el ciclismo se cocina en una luminosa oficina de I+D con vistas a las cumbres de Sierra Nevada. Un recinto donde ordenadores de última generación estrujan, interpretan y analizan los datos de rendimiento de corredores. Las estrategias ya no se diseñan sólo a golpe de pedal, sino con ecuaciones matemáticas. La máquina suple al hombre. No es ciencia ficción. Es la realidad generada por una unidad de Telefónica en Granada, encabezada por el bioinformático Pedro Antonio Alarcón quien viene liderando optimización de ciclistas basados en sus datos de entrenamiento y performance en competiciones.

Para nadie es misterio que en Microsoft Excel, actualmente se presentan grandes limitantes para hacer procesamientos poderosos que arrojen elementos de información a partir de datos de manera trascendental y relevante. La memoria virtual es un archivo de paginación, ubicado en nuestro disco duro, que Windows utiliza como si fuere memoria RAM, por lo tanto si ampliamos el tamaño de este archivo esto simulará una ampliación de memoria y Windows trabajará un poco más holgado. De esta manera, los programas como hojas de cálculo o demás programas de ofimática pueden tener una mayor fluidez y se resienten menos de esa denostada lentitud. Microsft Excel, así como múltiples procesadores de datos como Open Office, procesan desde disco y RAM, es decir no bastaría con poner ilimitada memoria RAM (error común que se encuentra) y con más discos, si éstos no cumplen una serie de condiciones básicas.

En el mercado encontrarán también que hay múltiples ofertas de computadores con discos duros o discos sólidos (que suenan igual pero… no), los primeros (HDD), son un componente informático que sirve para almacenar de forma permanente tus datos. Esto quiere decir, que los datos no se borran cuando se apaga la unidad como pasa en los almacenados por la memoria RAM, están compuestos de piezas mecánicas, de ahí que a veces se le llame discos duros mecánicos, y utilizan el magnetismo para grabar tus datos y archivos. Se compone de uno o varios discos rígidos unidos por un mismo eje y que giran a gran velocidad dentro de una caja metálica. En cada plato y en cada una de sus caras, un cabezal de lectura/escritura lee o graba tus datos sobre los discos.

Cuanto más finos sean los discos mejor será la grabación, y cuanto más rápido giran a mayor velocidad se transmiten los datos, tanto a la hora de leerlos como al escribirlos. Por lo general, la velocidad de los discos duros suele ser de 5400 o 7200 RPM (revoluciones por minuto), aunque en algunos discos basados en servidores pueden llegar a hasta 15.000 RPM

En cuanto al tamaño, las cajas de los discos duros mecánicos pueden ser de 2,5″ o de 3,5″. Su precio puede variar dependiendo de este tamaño, pero sobre todo de su capacidad de almacenamiento. De hecho, la gran ventaja de estos discos duros con respecto a los SSD es que son bastante más económicos.

Las unidades de estado sólido o SSD (Solid State Drive) son una alternativa a los discos duros. La gran diferencia es que mientras los discos duros utilizan componentes mecánicos que se mueven, las SSD almacenan los archivos en microchips con memorias flash interconectadas entre sí. Por lo tanto, casi podríamos considerarlos como una evolución de las memorias USB.

Los SSD suelen utilizar memorias flash basadas en NAND, que como también son no-volátiles mantienen la información almacenada cuando el disco se desconecta. No tienen cabezales físicos para grabar los datos, en su lugar incluyen un procesador integrado para realizar operaciones relacionadas con la lectura y escritura de datos. Estos procesadores, llamados controladores, son los que toman las «decisiones» sobre cómo almacenar, recuperar, almacenar en caché y limpiar los datos del disco, y su eficiencia es uno de los factores que determinan la velocidad total de la unidad. Además, al no depender del giro de un componente físico, también se logra una unidad más silenciosa que los discos mecánicos.

 

En cuanto al tamaño, estos discos suelen ser de 2,5″, y tienen un diseño casi idéntico al de los discos duros mecánicos, lo que ayuda a que puedan encajar en las mismas carcasas y ranuras donde van montados los discos duros convencionales en un ordenador. Lo que en resumen se traduce en que las velocidades pueden ser superiores en SSD que llegan hasta ser 5 veces más rápidos, lo que permite al final procesar mas datos. La solución es básica, tener discos duros que procesen información cada vez más rápido y permita hacer procesamientos y almacenamientos de datos a una mayor velocidad, lo que se traduce para el usuario, en disminuir dolores de cabeza.

Cuéntanos que necesidades te ha pasado con el uso y procesamiento de datos en tu equipo!

 

Sobre el autor

gestor administrator

Deja un comentario